domingo, 16 de mayo de 2010

EL DESTINO NOS HA ELEGIDO


Eres mi tesoro terrenal
diosa de mi mundo subterráneo
reino oscuro y misterioso
donde quedo prisionero de tu culto
En mis plegarias deseo que seas mía por siempre
para recorrer el destino de nuestras pieles
y eternizar los maravillosos momentos
en que nuestros cuerpos en un sólo gemido
logren liberarse al cosmos
con explosiones de placer

Etiquetas