domingo, 24 de enero de 2010

DIOSA



Tú eres la diosa de tu propio yo
la Artemisa que sostiene el capitel de
tu templo del amor que mira al mar
donde los ciegos de tu pasión
caminan a la deriva por la playa del deseo
incapaces de resistir a tu hermosura a tu tentación
Desde allí declaman plegarias
para alcanzar el camino que llegará a tu amor
y poder purificarse en las aguas que afloran
desde el lago profundo de tu ser
para ser depurados y adquirir conciencia
de ser poseedores del secreto de la
vida eterna que tú posees

Publicar un comentario

Etiquetas