jueves, 11 de octubre de 2018

UCRONIA


Así como la sed se sacia con el agua
mis deseos con tu cuerpo
mis nostalgias en tus espejos
mi voz en tus labios
mi pasión en tu zona franca
donde tu sexo es feliz con mi piel
en el límite de los precisos momentos
del ritmo de la entrega fecunda.
Allí en la retórica del amor
alcanzamos nuestro delirium tremus
de ver la totalidad del cielo el mar y la tierra
produciendo una alianza de nuestras sangres
que cubren la piel del mundo y las leyes del tiempo.


Publicar un comentario

Etiquetas