lunes, 11 de noviembre de 2013

HAMBRE


Tu cuerpo desnudo emite quejidos
de amor y de fuego como un reclamo
a que visite el rincón de tu mundo
más codiciado donde se concilia
en diálogos el lenguaje de sexo
que nos condena a una prisión perpetua
de delirio y de fusión

Etiquetas