sábado, 25 de septiembre de 2010

EL FUEGO DE LA DIOSA


Me propuse vivir la gloria de tu amor
y la luz de tu belleza disfrutar
por eso fui recibido en tu recinto sagrado
donde guardas el tesoro que te prodigan los dioses
He sido afortunado de tus dones
de tu lecho donde me cobijas con tus arrebatos
para ser encerrado en tu cueva profunda
No habido tardanza es la hora justa amada mía
ya que eres mi fantasía que emerges
de las profundidades de mis sentimientos
donde la desesperanza conviertes en felicidad
y la soledad en paraíso

Etiquetas